Categorías
Fabricacion

COMO HACER CERVEZA EN CASA

Los principios químicos, biológicos y tecnológicos necesarios para elaborar cerveza en casa pueden llegar a ser muy complicados. La práctica es más simple, para elaborar una buena cerveza casera sólo es necesario conocer unos pocos, pero importantes, principios y reglas. En Centroeuropa hay innumerables microcervecerías artesanales, que llevan haciendo buena cerveza varios siglos, cuando no existía la biología, la termodinámica o la química.

A los cerveceros les gusta la cerveza, por supuesto, pero lo que realmente buscan es levantarse por la mañana y haber descubierto que han creado algo nuevo que compartir con el mundo. Si un vino está hecho sólo de uva y tiene tantas posibilidades de elaboración, imaginemos lo que podemos hacer con cuatro ingredientes básicos: la malta, el lúpulo, la levadura y el agua. Las combinaciones son infinitas.

El proceso es  la preparación de una infusión. Necesitamos malta  (que no es otra cosa que cebada húmeda que se tuesta un poco cuando justo va a empezar a germinar). esta malta se moltura (se parte o tritura, más que moler). Posteriormente, se introducirá en agua caliente para que la infusión obtenida, también llamado mosto, absorba los productos de la malta, los cuales se convertirán en azúcares, alcohol y otros derivados. Se le echará también el lúpulo, el cual le dará el sabor amargo característico y aroma. Una vez fría a la “infusión de malta y lúpulo”, se le añadirá la levadura, la cual convertirá en alcohol los azúcares de esta infusión.

La cerveza se puede hacer con extractos de malta, que debemos hervir con el lúpulo  o en forma de kits de cerveza ya preparados y, sin necesidad de hervir la infusión, se deja directamente reposar para que la levadura haga su trabajo.

La  manera, que permite experimentar en mayor medida, es la elaboración de cerveza con todo grano, cuyo proceso, básicamente, está constituido por las etapas, ya mencionadas, muy similares a las seguidas en una fábrica de cerveza (brewery).

Utilices el método que utilices sí que es importante mantener una buena limpieza en los utensilios que vas a utilizar, sobre todo una vez que la cerveza se deje en el fermentador durante varios días. hay que recordar que el líquido que se deja es un mosto dulzón energético que cualquier microorganismo se lo zamparía encantado, contaminándolo. Pero, si esto ocurre, lo peor que nos puede pasar es que la cerveza agria obtenida la tiremos por la fregadera.

Hay dos métodos principales para hacer cerveza. El método que empleo solamente granos de malta y el método que empleo extractos de malta. Podríamos añadir un tercer método que es una mezcla de ambos. Se utilizan extractos de malta y también granos. Esta tercera opción es muy empleada en EEUU. Los extractos son, realmente, como un kit de cerveza, ya que atienden a una fórmula previamente determinada. Incluso suelen incluir ya la levadura en un pequeño sobre insertado en el hueco entre la tapa de plástico y la lata del extracto.

FERMENTACIÓN: Cómo el mosto se convierten en cerveza

La tarea de hacer cerveza consiste en combinar ingredientes apropiados y conseguir que éstos fermenten. Esta fermentación puede producirse en 10 días o durar varios meses (dependiendo del estilo de cerveza y de la receta). Durante este periodo, la levadura se extiende y convierte los azúcares del mosto en alcohol, dióxido de carbono y una amplia variedad de subproductos que le dan sabor a la cerveza. Después de los primeros cinco o seis días, la levadura empieza a estar exhausta de este trabajo de 24 horas y empieza a decantarse en el fondo del recipiente. Es por eso por lo que muchos cerveceros, después de este tiempo cambian la cerveza a otro recipiente (fermentador) para retirar la levadura decantada y obtener una cerveza más clara. Por ello suele denominarse a este proceso segunda fermentación. Cuando la fermentación se ha completado sólo resta embotellar la cerveza. A veces se le añade un poco de azúcar para que siga fermentando en la botella y siga desprendiendo CO2, con lo que tendrá algo de gas la cerveza. Una vez en la botella, se la deja madurar durante un tiempo para que se hagan consistentes los distintos sabores.

¿DÓNDE HACER LA CERVEZA?

EMPEZANDO POCO A POCO A ELABORAR CERVEZA

Existe la idea equivocada de que se necesita un gran espacio para elaborar cerveza, pero ello depende de dos factores: la cantidad de cerveza que queramos hacer y el método para elaborar cerveza que elijamos.

CANTIDAD DE CERVEZA. Si no disponemos de mucho espacio en la cocina, en lugar de hacer lotes de 20 ó 25 litros, que suele ser lo habitual para rentabilizar el trabajo durante un tiempo, podemos elaborar 5 ó 10 litros y luego dejarla fermentar en recipientes de 5 litros. Con estas cantidades reducidas tenemos tres ventajas:

1) Los utensilios podemos obtenerlos en la misma cocina, sin apenas adquirir instrumental y por poco dinero. Las ollas, la placa vitrocerámica, el colador, etc…

2) Las cantidades de ingredientes manejados facilitan muchas operaciones en un espacio reducido. Por ejemplo, el enfriado rápido del mosto, una vez ha estado hirviendo durante 1 hora, debe hacerse rápidamente y ello, con volúmenes reducidos, lo podemos lograr en la misma fregadera, con hielos y agua. Y la limpieza de los útiles y de la propia cocina es mucho más sencilla.

3) Los pequeños lotes se emplean, a veces, para  experimentar para ver qué tal sale un tipo de cerveza antes de hacer una tirada mayor.

MÉTODOS DE ELABORACIÓN DE CERVEZA EN CASA

 Si no queremos complicarnos la vida, para empezar lo ideal sería con kits de cerveza, ya que no hay que macerar ni cocer, sólo es necesario diluir el extracto en agua y azúcar y que fermente durante unos días. En unas pocas semanas obtenemos una cerveza de calidad, hecha en casa por nosotros mismos.

Dentro del método de elaboración de cerveza en casa también podemos hacerla con extractos (Secos o líquidos). El extracto se cuece con el lúpulo y se fermenta. Nos saltamos el paso del macerado de la malta.

Si disponemos por ejemplo de una casa en el pueblo o de una cocina espaciosa si que podremos llamar a unos amigos y hacer 20 o 50 litros de cerveza o más, partiendo del molido de la malta, macerado…es decir, el método llamado todo grano que nos permite profundizar paso a paso en el mágico proceso de elaborar  cerveza en casa.

Para hacer cerveza casera con un sistema automático, como si fuera un pequeño electrodoméstico más, tiene  la máquina de hacer cerveza Braumeister. Mediante este sistema se siguen teniendo en las manos las claves para diseñar el proceso como se quiera, pero un control automático obedece fiel a nuestros deseos de tiempos, temperaturas y tiempos de recirculación.

Hay  máquinas  Braumeister para lotes de 10 litros, para 20 litros, para 50 litros,…

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *